Una de nuestras formas favoritas de comer calabacines es cocinados a la parrilla, manteniendo su textura crujiente y con un tostado sabroso exterior, y para ello elegimos piezas de esta hortaliza que sean pequeñas y finas, aunque no siempre es fácil encontrarlas. Pero si queréis hacer esta receta de calabacines a la parrilla con crema de queso cottage y aceite de chile crujiente y sólo tenéis calabacines grandes, simplemente los podéis cortar en cuartos en lugar de en mitades.

Pues ya lo hemos dicho, aquí tenéis una magnífica opción para disfrutar de los calabacines a la parrilla, con una crema deliciosa con base de queso cottage y un toque picante con el aceite de chile crujiente (Laoganma), además, del contraste aromático de texturas de las hojas de salvia y los anacardos tostados. Es un entrante sencillo, extremadamente fácil de hacer, saludable y totalmente exquisito, así que tomad nota de la receta, que os esperamos en la cocina.

Ingredientes (4 comensales)

Para la crema de queso cottage

  • 250 gramos de queso cottage
  • 3 c/s de mahonesa de ajo
  • 2 c/s de zumo de limón
  • piel rallada de limón
  • sal
  • pimienta negra recién molida.

Para los calabacines

  • 4 calabacines finos
  • c/n de aceite de oliva virgen extra
  • c/n de pimienta recién molida
  • c/n de sal Maldon.

Otros ingredientes

  • 4 c/s de salsa Laoganma
  • 4 ramitas de salvia
  • un puñado de anacardos tostados.

Elaboración

Prepara la crema de queso cottage, pon en un bol el queso cottage y añade la mahonesa de ajo, puede ser esta receta de salsa ligera que hacemos con huevo duro en vez de con huevo crudo, es muy baja en grasas.

Condimenta con zumo de limón, su piel rallada, sal y pimienta negra recién molida, mezcla bien y reserva, preferiblemente a temperatura ambiente, que no esté muy frío para el momento de servir.

Lava los calabacines, sécalos y corta los dos extremos. A continuación córtalos por la mitad longitudinalmente procurando que queden con el mismo grosor, así se cocinarán de forma homogénea.

Pon a calentar una parrilla con un poco de aceite de oliva virgen extra, a los calabacines no les añadimos sal para cocinarlos para que apenas suelten agua, sólo condimentamos con pimienta negra recién molida.

Si utilizas una parrilla de hierro colado, mantén el fuego a temperatura media. Cocina los calabacines unos siete minutos por cada lado, queremos que se mantengan tersos y con el interior crujiente, y el exterior suave y tostado. En la misma parrilla puedes tostar las hojas de salvia.

Acabado y presentación

En un plato llano extiende la crema de queso cottage y coloca encima los calabacines a la parrilla. Condimenta con sal Maldon, aceite de chile crujiente, hojas de salvia y anacardos tostados. Acompaña con unas tostadas de tu pan favorito y el resto es comer y disfrutar. ¡Buena cocina y buen provecho!

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café
c/n = Cantidad necesaria

Ver fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *