Reloj de arena

Reloj de arena

Hemos encontrado un accesorio de cocina ideal para regalar a la persona que nos ha tocado en un ‘amigo invisible’ esta Navidad, y como siempre, hemos pensado en vosotros y en que también podría solucionaros algún regalo en cualquier momento del año, o quizá os interesa para vuestro propio uso, en definitiva, es perfecto para quienes consumen tés o infusiones habitualmente.

Y es que, lo que veis en la foto que ilustra estas líneas es un temporizador triple para la elaboración de tés e infusiones, se compone de tres relojes de arena y cada uno mide un tiempo determinado, 3, 4 y 5 minutos. ¿No os parece original? Es un accesorio tan simple como bien pensado, es funcional, práctico y curioso, y quienes practican el correcto ritual en la elaboración de sus tés lo van a utilizar siempre.

Porque hacer una infusión no es poner el agua hirviendo en una taza con la bolsita de turno y dejarla ahí hasta el último trago, hay que medir los tiempos de infusionado. Tampoco es el mismo tiempo para todas las infusiones, pero en este caso, lo que el temporizador triple para tés quiere proporcionar es el control del tiempo de infusión de las hierbas, según el gusto de cada consumidor.

O sea, si quiere la infusión con un sabor suave, medio o fuerte, para la primera opción bastan tres minutos de infusión, después hay que retirar el infusionador y a disfrutar. Para el sabor medio de la bebida infusionada se pueden precisar cuatro minutos y una infusión más concentrada en sabor, se recomienda dejar cinco minutos.

Reloj cocina

Ahora bien, este temporizador de cocina no sólo se puede utilizar para controlar el tiempo de las infusiones, también para otras elaboraciones culinarias a pesar de que precisen de más minutos, pues bastará con dar la vuelta al triple reloj de arena para sumar tiempo. En la segunda foto podéis ver la caja del producto en la que explican que con los tres relojes se puede controlar el tiempo para hacer huevos con la yema líquida, firme o cocida.

Lo cierto es que para hacer huevos cocidos con la yema hecha necesitamos más tiempo, como explicamos en su momento en este post (os interesará), pero como también hemos comentado, una vez que han finalizado los cinco minutos del último reloj de arena, le damos la vuelta y medimos tres o cuatro más, según nos convenga.

Y poco más se puede decir de este pequeño y original dispositivo, básicamente que tiene una estructura de acero inoxidable, que tiene unas dimensiones de 9 x 12 x 16 centímetros, que su precio ronda los 13 euros y que lo podéis encontrar en Amazon o en tiendas que trabajen con la marca MasterClass de KitchenCraft.

Ver fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *